Analgésicos para perros

Observar que tu perro está sufriendo es una situación que puede afectar a cualquiera. Por lo tanto, es fácil sentirse tentado a correr al botiquín y darle pastillas que tomamos nosotros.

Pero los perros no son personas, por lo que si te preguntas qué se le puede dar al perro para el dolor, será el veterinario el que siempre tendrá que responderte. En este artículo, examinaremos los medicamentos utilizados para aliviar el dolor en los perros, las medidas que se pueden tomar en el hogar y las razones por las cuales es importante buscar ayuda profesional.

Dolor en perros

A veces quedará claro que nuestro perro está sufriendo. Pero no siempre es tan fácil saberlo, porque un perro que sufre puede no quejarse o mostrar síntomas que no identificamos.

Por ejemplo, un perro mayor puede evitar subir escaleras o muebles y es fácil atribuirlo a la edad cuando en realidad puede ser un signo de dolor. Puede sufrir de osteoartritis. Otros, sin embargo, dejarán de comer. Por esta razón, cualquier cambio en el comportamiento de un perro es motivo de consulta veterinaria, especialmente si pertenece a los grupos más vulnerables, como los ancianos, los cachorros o los perros que ya han sido diagnosticados con alguna patología.

Por otro lado, es difícil evaluar la intensidad del dolor, otro hecho que afecta la importancia de consultar con el especialista. Solo el veterinario puede decidir qué darle a tu perro para el dolor, ya que la cura dependerá de la causa, el estado general del perro o si se trata de un trastorno agudo o crónico.

Las causas del dolor en los perros son múltiples. El dolor agudo puede ser específico y desaparecer después del tratamiento, mientras que el dolor crónico se perpetúa con el tiempo.

Medicamentos para aliviar el dolor en perros

Tipos de analgésicos para perros

También hay analgésicos que no son AINE (antiinflamatorios no esteroideos). Estos incluyen analgésicos narcóticos opioides y no opioides no AINE.

Debe tenerse en cuenta que, como todos los medicamentos, los que se usan contra el dolor y los beneficiosos también tienen efectos secundarios. Para esto, siempre tendrás que dárselos al perro después de una receta de tu veterinario.

Entre los efectos negativos, de hecho, existe el peligro de úlceras gastrointestinales, especialmente cuando estos analgésicos deben administrarse al perro durante un período prolongado de tiempo. En estos casos, generalmente se administran junto con protectores de la mucosa gástrica.

Cómo pueden manifestarse otros efectos secundarios:

  • vómito
  • diarrea
  • heces con sangre
  • pérdida de apetito
  • ictericia de las membranas mucosas
  • aumento en el consumo de agua
  • aumento de la micción
  • erupciones

En última instancia, los productos que el veterinario generalmente prescribe para el dolor contienen ingredientes activos como el carpophen o medicamentos como el meloxicam o el firocoxib (antiinflamatorio no esteroideo). El veterinario te indicará cuál es el medicamento más adecuado para usar, siguiendo las dosis y los métodos de administración.

Analgésicos caseros para perros

Si deseas saber qué podrías darle al perro para el dolor, además de las medicinas tradicionales, puedes usar remedios caseros para ayudar a mitigar los síntomas del dolor. Además, siempre para este propósito puedes recurrir a técnicas de rehabilitación y acupuntura. Sin embargo, antes que nada, necesitarás un diagnóstico del veterinario para asegurarte de haber localizado el punto del dolor.

Estos son algunos consejos que puedes seguir como complemento a las recetas farmacológicas del veterinario:

Mantenerse en reposo: el dolor debido a daños o problemas en las articulaciones o músculos requiere una limitación en la actividad del perro, que debe permanecer en un espacio pequeño, donde no hay forma de saltar o trepar. En lo que respecta a los paseos, deben realizarse con una correa para evitar que corra.

Descansar en un lugar cómodo: la comodidad del animal contribuye a su bienestar, por lo que deberá descansar en un lugar cómodo, cálido y limpio, donde no haya obstáculos como escaleras para subir o bajar. Si tiene que subir al coche, es mejor desde una rampa.

Dieta blanda: una dieta blanda y de buena calidad promueve la restauración del buen funcionamiento del sistema digestivo y disminuye el dolor. Si el problema se localiza en la boca, se debe tener en cuenta la consistencia de los alimentos que le damos al perro.

Mantener el calor: en algunos casos se puede aplicar calor a la parte afectada, siempre con asesoramiento veterinario.

Analgésicos humanos para perros

Si crees que el perro está enfermo o tiene dolor, ¡nunca debes usar medicación humana!.

Los medicamentos que se usan comúnmente para nosotros, sin receta y que parecen inofensivos, pueden ser letales para el perro. Estamos hablando de aspirina, ibuprofeno o paracetamol, medicamentos entre los más utilizados en nuestros hogares. Sin embargo, en perros estos medicamentos son muy peligrosos, ya que toleran dosis mucho más bajas.

Si le damos al perro estos medicamentos de acuerdo con nuestros parámetros, causaremos intoxicación, daño hepático o bloqueo renal en el mejor de los casos. En casos más extremos, el perro morirá. Los síntomas incluyen vómitos y diarrea, que también pueden contener sangre y anorexia.

De hecho, los medicamentos efectivos para perros son aquellos especialmente diseñados para ellos. Los medicamentos antes mencionados deben usarse si el veterinario lo considera necesario en dosis muy controladas y con gran atención.

No corras riesgos innecesarios, nunca le des medicamentos humanos a tus perros. Si deseas saber qué darle a su perro para aliviar el dolor, siempre habla primero con su veterinario.