Mi perro se lame mucho las patas

No es extraño que el perro ocasionalmente se lame las patas. Esto sucede, por ejemplo, después de una caminata y su intención es limpiarlos o lamer algo que huelen.

Sin embargo, lamerse las patas con frecuencia o una de ellas indica la presencia de un problema, que puede ser físico, pero también psicológico, como veremos en este artículo, sobre por qué mi perro se lame las patas. Es necesario contactar al veterinario para comprender cuál es el diagnóstico y el tratamiento posterior.

Se lame las patas compulsivamente

Si tu perro se lame las patas sin detenerse, el primer pensamiento es sin duda revisar el área en cuestión.

perro se lame la pataA veces el problema está en la piel de las patas delanteras, especialmente la piel que hay entre sus dedos. Al ser un área en contacto continuo con el suelo, es posible que se haya abierto una pequeña herida o que se haya insertado una espiga o una astilla. En este caso es una herida menor y podemos desinfectarla y controlar cómo evolucionan las cosas.

Si tiene un cuerpo extraño clavado, si te es posible, puedes quitarlo con unas pinzas y luego desinfectar la herida. Si no puedes o la herida es profunda, debes ir al veterinario.

Sin embargo, lamer no siempre se debe a una causa contusiva lacerada, de hecho podría deberse a dermatitis atópica, pododermatitis o quistes interdigitales.

Para poder curar a tu perro es bueno tener algunas nociones en primeros auxilios para animales.

Mi perro se lame mucho las patas: Causas

Para saber por qué causas tu perro se lame las patas, debes ir al veterinario. Es importante resolver el problema tan pronto como ocurra para evitar que las lesiones hagan que el perro se lama y mordisquee. Esta situación puede agravarse causando infecciones. Si el perro lame persistentemente sus patas, otras posibles causas físicas son:

  • Dermatitis atópica: es una reacción alérgica que desencadena la picazón, lo que lleva al perro a rascarse y lamerse, no solo las piernas. El perro se lame las patas traseras y delanteras y el pelo adquiere un tono marrón rojizo. Puede ser difícil deshacerse de esta alergia porque no siempre es fácil identificar el alergeno que lo causó, ya que puede deberse al polvo, el moho, el polen … Por lo general, el tratamiento incluye antihistamínicos, medicamentos antiinflamatorios e incluso inmunoterapia.
  • La pododermatitis: consiste en una inflamación del área interdigital de las patas delanteras o traseras debido a un golpe, una herida, el contacto con una sustancia punzante, alergias, parásitos, enfermedades inmunes, quistes interdigitales o problemas psicológicos.
  • Quistes interdigitales: más que quistes reales, en realidad son reacciones inflamatorias que se forman entre los dedos de las patas. Parecen una protuberancia, y en algunos casos se abren y entran en supuración. Normalmente son el resultado de un hematoma, un cuerpo extraño o una picadura. El tratamiento consiste en administrar antibióticos.

Causas psicológicas

Examina los posibles orígenes físicos del problema y, si no muestra ningún síntoma, será necesario verificar si este comportamiento compulsivo no está dictado por los trastornos psicológicos del perro. Lamer continuamente puede indicar ansiedad o estrés que el perro trata de aliviar de esta manera. En estos casos, se recomienda un chequeo especializado por parte del veterinario.

Un perro que permanece en el interior durante muchas horas, que recibe poca atención, que está nervioso, que permanece atado, que está aburrido, puede desarrollar comportamientos compulsivos y comportamientos que se llaman jerga estereotípica. En otros casos, un perro anciano con disfunción cognitiva podría exhibir el mismo comportamiento, es un comportamiento relacionado con la vejez, algo similar al Alzheimer en los humanos. No se puede curar pero se puede tratar.

Es bueno resolver el problema rápidamente porque el hecho de lamer continuamente mantiene la piel anormalmente húmeda, causando daños, cortes, llagas e infecciones a largo plazo, lo que puede complicar la situación. Para resolver el problema psicológico es necesario contactar a un etólogo canino.

Remedios caseros

Obviamente, antes que nada, debes acudir a un especialista para obtener un diagnóstico del problema, y ​​una vez que hayas decidido el tratamiento, tendremos que seguirlo escrupulosamente. Cualquier ‘remedio casero’ que pretendamos usar debe discutirse con el veterinario. Además, puede ser necesario poner el collar isabelino al perro, lo que evitará que el perro se lama. Otros consejos son:

  • Cambiar la rutina del perro.
  • Pasa más tiempo con el y haz que queme el exceso de energía.
  • Estimula no solo con actividades físicas, sino también mentales y cognitivas.
  • Incluye ácidos grasos esenciales como el pescado azul en la dieta.
  • Usa champús hidratantes que respeten el pH de la piel de los perros.
  • Sigue siempre el calendario de desparasitación.
  • Siempre revisa las patas y el cuerpo del perro después de caminar en el campo o en el bosque.