Dermatitis en perros

La dermatitis en perros, es más común de lo que se cree, se puede manifestar de diferentes formas, como alergias e inflamación de la piel.

Al igual que sucede con las dermatitis en las personas, incluso nuestros amigos de cuatro patas se pueden enfrentar a una serie de dolencias, una mención especial merece la dermatitis que daña no solo el pelaje, sino también la piel y la epidermis de nuestro perro.

¿Qué provoca la dermatitis en perros?

La dermatitis en perros puede ser provocada por varias causas, ya que los procesos inflamatorios son diferentes. Pueden deberse a:

Picaduras de insectos
Parásitos externos
Alimentos o ciertos ingredientes
Productos químicos de limpieza del hogar
Trastornos hormonales
Estrés
Alergias

La dermatitis causada por parásitos es consecuencia directa de la picadura de algunos insectos, como pulgas o garrapatas.

Cuando la pulga muerde a tu mascota, inyecta una cantidad muy pequeña de saliva debajo de la piel, lo que en la mayoría de los casos causa irritación e inflamación. En este caso, en la piel de tu perro se puede producir pérdida de pelo, enrojecimiento, eritema.

En cuanto a la dermatitis causada por intolerancias, los perros y las personas pueden desarrollar intolerancias a ciertos alimentos o ingredientes de ellos. Además de los signos comunes, en este caso el trastorno se acompaña de vómitos y diarrea . Por lo tanto, será necesario, bajo estricto control del veterinario, cambiar su dieta.

La dermatitis alérgica, por otro lado, es causada por reacciones alérgicas a los alérgenos presentes en el aire o en el medio ambiente. En este caso, será necesario administrar a tu perro algunos medicamentos recetados por tu veterinario de confianza, para aliviar los síntomas y la picazón.

Finalmente, la dermatitis por estrés ocurre cuando tu perro ha sido sometido a una situación estresante.

perros con dermatitis
Aspecto de la dermatitis en la piel y pelo de los perros

¿Cómo saber si tu perro tiene dermatitis?

Puedes notar que tu perro sufre dermatitis cuando te das cuenta de que tu perro se rasca excesivamente en uno o más puntos de la piel. El área afectada se vuelve roja y se forman escamas, a veces pueden aparecer ampollas o pus sobre el área afectada, la piel tiende a engrosarse, la saliva producida por el perro comienza a cambiar el pelaje de color.

Cuando notes estos síntomas, debes llevar tu peludo al veterinario inmediatamente, realizará todas las investigaciones posibles (análisis de sangre, pruebas de alergia, raspado y análisis de la piel y preguntas sobre su dieta habitual) y, después de identificar la causa, le recetará la terapia adecuada.

El veterinario también puede recetar algunos medicamentos para aliviar la sensación de picazón, como un champú antibacteriano o indicar una dieta especial para tu perro.

Dermatitis atópica: ¿con qué síntomas se manifiesta?

La dermatitis atópica en perros es una enfermedad crónica de la piel que causa inflamación, hipersensibilidad de la piel debido a una alergia. Los perros afectados se rascan y frotan continuamente tratando de aliviar el malestar y la molestia. Afecta principalmente a perros jóvenes, pero también puede aparecer en adultos. El origen no está muy claro, pero probablemente depende de la predisposición genética.

La dermatitis atópica en perros puede ocurrir en los primeros años de vida. Se manifiesta por estornudos, rinitis, conjuntivitis y picazón.

Se ha comprobado que es una predisposición hereditaria: de hecho, los primeros síntomas de la enfermedad se producen cuando el peludo tiene entre 6 meses y 3 años.

Inicialmente, la dermatitis atópica tiende a ocurrir en la primavera, luego gradualmente se vuelve crónica. Los alérgenos que pueden desencadenar este trastorno son muchos: moho, ácaros del polvo, hongos, etc.

Los síntomas que se sienten son los siguientes: al principio, el perro siente una fuerte sensación de picazón, a veces también en todo el cuerpo. Junto con la picazón, también pueden ocurrir otros síntomas, como: conjuntivitis o rinitis alérgica.

Los perros afectados por dermatitis atópica tienden a rascarse constantemente la piel con dientes y uñas, causando sangrado. Además, la parte afectada por la picazón está sujeta a la pérdida de pelo y el pelaje parece completamente grasiento.

¿Cómo se cura la dermatitis en un perro?

Hasta la fecha, todavía no existe una cura definitiva para combatir la dermatitis atópica. La terapia que se prescribirá se decidirá en función de la edad y la gravedad de la enfermedad.

Sin duda, la mejor solución en caso de dermatitis atópica es mantener al perro alejado de los alérgenos, intervenir en la dieta y en el lavado de la piel.

Dermatitis en perros: remedios médicos y naturales

Una vez que hayas encontrado la causa de la dermatitis, puede pasar a la cura. Obviamente, existen diferentes tipos de tratamiento para ayudar a tu perro, tanto médicos como naturales. En primer lugar, dependiendo de la gravedad de su situación, puedes optar por cambiar su dieta con alimentos hipoalergénicos:

Además, puede ser útil administrar al perro antibióticos , medicamentos antimicóticos, antiinflamatorios, antihistamínicos y champú veterinario para el lavado de la piel. Deberás controlar constantemente al perro y que tu veterinario lo siga, para que te pueda aconsejar sobre todas las precauciones más útiles para que se sienta bien.

Trata de evitar llevar a tu mascota a áreas donde haya productos químicos, pesticidas, hierba recién cortada o herbicidas de diversos tipos. Además, deberás lavar su pelo con champús muy delicados pero específicos para perro, solo una vez cada tres meses, dependiendo del tipo de pelaje:

En cuanto a los remedios naturales, existen muchas soluciones para aliviar las molestias, como lavar la piel preparando una decocción fría con manzanilla, malva y caléndula: estos productos tienen una acción calmante, antibacteriana, refrescante y antiinflamatorio y facilitan la curación de posibles heridas.

Además, el gel de aloe también puede ayudar, especialmente si la piel de tu perro está seca o deshidratada: este gel tiene una acción emoliente.

Es esencial que la piel siempre tenga la oportunidad de respirar, para que no se acumule humedad. Además, es muy importante fortalecer y estimular su sistema inmunológico, especialmente si la dermatitis en cuestión es de tipo bacteriano:

¿cómo hacerlo?

Administra equinácea sistémicamente e integra ácidos grasos poliinsaturados en su dieta, utilizando aceite de girasol, lino, semillas y levadura, con una importante acción positiva. La dermatitis suele ser larga y difícil de curar en poco tiempo, pero lo que importa es tener paciencia y perseverancia.

Si te ha gustado Dermatitis en perros también te puede interesar: