Antiinflamatorios para perros

Los antiinflamatorios para perros se usan para tratar varios tipos de inflamación . Ideal para tratar la inflamación de los sistemas musculoesquelético, dérmico, oftálmico, urinario. 

La inflamación es una de las situaciones más comunes para los organismos vivos, tanto para los humanos como para los perros. Es un mecanismo de defensa no específico que constituye la primera defensa del cuerpo contra estímulos externos, y que debe verse como una función positiva del cuerpo del perro.

Al menos en ciertas situaciones: si el problema no se resuelve, tal vez porque no se puede resolver de inmediato (piense en una enfermedad que requiere mucho tiempo para curarse), entonces el mecanismo de inflamación se vuelve completamente inútil, porque causa dolor al animal sin que hay una necesidad real

Entonces, aquí vienen los antiinflamatorios, medicamentos que el veterinario prescribe, por ejemplo, cuando administró antibióticos (dado que los antibióticos llegan para matar la bacteria, ¿cuál es la inflamación en ese caso?).

Antiinflamatorios para perros: qué son y cómo funcionan

Los antiinflamatorios son un grupo de medicamentos que alivian la inflamación y el dolor y, en algunos casos, también sirven para bajar la fiebre.

Se dividen en dos grandes grupos, a saber, no esteroides y esteroides:

  • El no esteroideo , son los menos perjudicial y actúan interrumpiendo la vía química del proceso inflamatorio, reducción de la inflamación y el dolor. Tienen menos efectos secundarios.

  • Los esteroides son a base de cortisona-anti-inflamatoria, negativos para el organismo, y la salud del perro ya que suprime el sistema inmune. Tienen un mecanismo de acción más agresivo porque, como hemos visto, actúan sobre el sistema de defensa.

En general, los casos en los que se prescriben antiinflamatorios son: inflamación, dolor, fiebre, cirugía y enfermedades como la osteoartritis canina.

La mayoría de los antiinflamatorios esteroideos (y cortisona) y no inflamatorios (ketoprofeno, ibuprofeno, etc.) son sustancias sujetas a una receta veterinaria, pero no todas: también hay algunas moléculas antiinflamatorias naturales que el perro puede tomar para reducir este fenómeno. .

Si son compuestos naturales, no están sujetos a una receta y, por lo tanto, también se pueden vender en línea, como los siguientes.

Algunos antiinflamatorios para las articulaciones

NB: aunque su administración no es perjudicial, siempre es aconsejable una pequeña consulta veterinaria antes de dársela al perro.

Los perros y los gatos viven cada vez más años. Este aumento de la longevidad de nuestras mascotas ha hecho que haya más animales ancianos que sufren enfermedades osteoarticulares, como pueden ser la artritis o la artrosis, que limitan la movilidad del animal a causa del dolor o de la inflamación.

Otras veces, puede ser que el animal, simplemente, se lastime corriendo y, entonces, presente alguna inflamación o dolor en alguna de sus extremidades.

En estos casos, es muy habitual el uso de los antiinflamatorios no esteroides (AINE), para el tratamiento del dolor, la inflamación y la fiebre.

Efectos secundarios de los antiinflamatorios en perros.

Aunque los AINEs pueden causar efectos secundarios en los animales(vómitos, diarrea, dolor abdominal y fiebre, entre otros), son uno de los medicamentos más utilizados por los veterinarios.

En los últimos años, se han desarrollado fármacos cada vez más potentes para atacar el dolor agudo y crónico de las mascotas.

Los antiinflamatorios no esteroideos, ya que detienen el progreso de la inflamación, también inhiben la síntesis de ciertas sustancias llamadas prostaglandinas. Las prostaglandinas son esenciales en los perros para proteger la mucosa del estómago. 

Cuando estas sustancias no se sintetizan suficientemente, la mucosa gástrica comienza a irritarse y permanece sin protección, lo que también corre el riesgo de una úlcera. 

Para evitar este efecto secundario común, es esencial darle siempre al perro medicamentos después de comer.

Presta atención a este último detalle y a la nutrición de tu perro, asegurándote de que siempre tome medicamentos con el estómago lleno .

Sin embargo, cuando hablamos de antiinflamatorios a base de cortisona , es muy difícil prevenir estos efectos, que son los siguientes: hinchazón, retención de agua, aumento de peso, disminución de las defensas y enfermedades oportunistas debido a la supresión del sistema inmunitario. 

El veterinario puede decidir recetar algún otro medicamento al animal para defender el estómago de los riesgos que hemos mencionado.

Alternativas a los antiinflamatorios

Si el tratamiento con antiinflamatorios se lleva a cabo durante un corto período de tiempo, no hay problema, pero la salud de tu perro se puede ver comprometida si se siguen estos tratamientos durante un período prolongado.

En el caso de la osteoartritis, por ejemplo, lo mejor sería reducir la cantidad de antiinflamatorios y administrar otros productos en forma de complementos alimenticios que contengan vitaminas, minerales y otras sustancias que fortalezcan el cartílago de las articulaciones.

Además, debe recordarse que un antiinflamatorio no cura , pero sirve para mantener los síntomas de una enfermedad bajo control. 

Habla con tu veterinario para ver la solución a las causas y el origen del problema, en lugar de optar por un tratamiento sintomático.