¿Los perros pueden comer miel?

La miel es uno de los productos naturales que siempre se ha utilizado como preventivo oremedio para diversas dolencias.

Sus excelentes propiedades lo convierten en un remedio casero perfecto para combatir problemas de garganta, proporcionar energía, estimular el apetito o curar heridas.

¿Pero son todos estos beneficios efectivos también en los perros?

¿Es realmente cierto que la miel es buena para los perros?

En este artículo de Pidepienso te explicaremos los usos de la miel para los perros, cuándo puedes dárselo y cuando puede ser dañino.

¡Sigue leyendo para descubrir todos los beneficios y las cantidades correctas de miel para tu perro!

¿La miel es buena para mi perro?

Sí, la miel es generalmente buena para perros, tanto adultos como cachorros y perros de edad avanzada. Sin embargo, es importante aclarar que no toda la miel que encontramos en el mercado es apta para perros porque no todas tienen las mismas propiedades. Por lo tanto, evita la miel al por mayor, o la miel de los supermercados que se procesa en exceso y su calidad es baja.

Estos tipos de miel tienen muy poco de natural y se pueden observar el color y la textura que normalmente es transparente. La miel natural no es completamente translúcida.

Con estos datos, podemos deducir que la mejor miel para perros (y para nosotros) es la miel artesanal y orgánica. Esta miel mantiene casi todas sus propiedades intactas, no tiene melazas ni azúcares añadidos, conservantes ni edulcorantes artificiales.

¿Cuántos tipos de miel de abeja para perros existen?

Casi todos los tipos de miel son buenos para los perros, ya que cada uno de ellos tiene propiedades comunes y particulares que pueden beneficiar la salud de estos animales. Los únicos tipos de miel que no tendremos que dar a nuestras mascotas son, los obtenidos del néctar de plantas tóxicas para los perros.

Uno de los tipos de miel de abeja que genera más dudas es la miel de Manuka, muy apreciada en medicina natural para humanos. Sin más preámbulos, veamos si esta miel es buena para los perros y para qué se utiliza.

Miel de Manuka para perros

Este tipo de miel se ha vuelto popular en los últimos años por sus excelentes propiedades. La miel de Manuka se considera una de las mejores mieles disponibles para curar heridas y aliviar dolores de estómago gracias a sus increíbles efectos. Estos mismos resultados se pueden ver en animales, por lo que la miel de Manuka es buena para los perros .

Miel de Arce para perros

La miel de arce no es un tipo de miel natural de abeja. Sin embargo, debido a su textura y color, muchas personas creen erróneamente que es así y se preguntan si pueden dar esta miel a sus perros.

Esta sustancia se extrae de la savia del árbol de arce. Si compramos miel de arce orgánica pura sin azúcar añadida para nosotros, también es adecuada para perros, ya que contiene vitaminas, minerales y antioxidantes.

Beneficios y propiedades de la miel para perros

Cada tipo de miel tiene propiedades particulares y diferentes beneficios. En cualquier caso, en general, todos los tipos comparten propiedades comunes, que son las siguientes:

Es una fuente de energía gracias a los azúcares naturales que contiene (principalmente fructosa y glucosa). 100 gramos de miel contienen 300 calorías.

Es rico en minerales, los más conocidos son calcio, fósforo, magnesio, potasio y sodio.

Contiene vitamina C y algunas vitaminas B. Estos nutrientes se traducen en un número infinito de propiedades medicinales también aplicables a la medicina veterinaria.

De esta manera, la miel actúa como un tónico para el corazón, tiene un efecto relajante, calmante, diurético, laxante, antiinflamatorio, antioxidante, antiséptico, antimicrobiano y curativo.

Usos de la miel en los perros

Después de ver las propiedades de la miel, podemos agregar que este alimento también es adecuado para perros recién adoptados que rechazan alimentos, cachorros o perros mayores y enfermos. Veamos cómo podemos aprovechar todas sus propiedades:

Miel para perros con tos

Gracias a sus propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas, la miel es un excelente remedio para aliviar los síntomas de las infecciones o inflamaciones del tracto respiratorio. Por lo tanto, podemos preparar miel con limón para el perro con tos y / o dolor de garganta u ofrecerle una cucharadita de miel antes de irse a dormir.

Sin embargo, si tu perro tiene tos, no has visitado al veterinario y te das cuenta de que después de usar este remedio no mejora, te recomendamos que acudas al especialista lo antes posible, para que pueda identificar la causa y la cura. La miel sola no puede combatir una infección grave y la tos podría ser causada, por ejemplo, por una infección de la tráquea

Miel para curar las heridas del perro.

Junto con el azúcar, la miel es uno de los mejores remedios naturales para tratar las heridas de los perros . Tanto es así que cada vez más veterinarios los usan en casos de heridas no muy profundas, úlceras leves o quemaduras leves.

Para usar la miel como agente curativo en perros, simplemente coloca una capa de miel sobre la herida y déjala actuar, sin cubrirla y evitando que el perro la chupe.

Miel para cachorros

La miel también es buena para los cachorros porque proporciona energía, vitaminas, minerales y antioxidantes, todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Sin embargo, su uso es aún más beneficioso en cachorros desnutridos o hambrientos . La miel proporciona a los pequeños glucosa y fructosa y, además, también es un alimento que estimula el apetito.

Miel para perros enfermos o convalecientes

Gracias a los azúcares y la energía que proporciona, la miel es un alimento muy recomendable también para perros enfermos o convalecientes. Además, durante algunos procesos de recuperación es común observar perros que rechazan la comida. Un buen método para que recupere el apetito es mezclar miel con yogurt natural (sin azúcar). El yogur es rico en probióticos, esenciales que promueven el equilibrio de la flora intestinal y la recuperación correcta.

En perros convalecientes hospitalizados o que reciben suero intravenoso, podemos diluir la miel en agua y ofrecer la solución con una jeringa, introduciendo directamente en la boca. Por supuesto, todos estos remedios deben administrarse bajo la supervisión del veterinario.

Miel para perros anémicos

La miel contiene hierro, sin embargo, hay otros alimentos con más hierro que pueden reemplazar su deficiencia en caso de anemia. La miel es buena para los perros anémicos debido a la energía que les proporciona, ya que la falta de hierro tiende a producir un estado de cansancio y debilidad en el animal.

Miel para perros costipados

Gracias a sus propiedades laxantes y al hecho de que la miel se considera un alimento prebiótico, favorece la eliminación de la materia fecal acumulada y ayuda a combatir el estreñimiento en los perros. Los alimentos prebióticos estimulan el crecimiento de bacterias intestinales buenas. De esta forma, el equilibrio de la flora intestinal favorece la evacuación.

Cómo dar miel a mi perro

Dependiendo del uso, puedes darle miel directamente a tu perro o diluirlo. Para diluirlo, puedes elegir entre agua, jugo de limón o infusión de manzanilla.

Si le das miel directamente, se recomienda no exceder dos cucharaditas al día. Nuevamente, insistimos en hablar primero con tu veterinario para que te asesore sobre las dosis apropiadas de miel para tu perro.

Contraindicaciones de la miel en los perros

Aunque los perros pueden comer miel y es un buen alimento para la prevención de múltiples problemas de salud, también hay casos en los que es mejor evitarlo. Por ejemplo, en perros diabéticos, será mejor obtener el consejo de un veterinario, debido al índice glucémico de la miel.

Hasta ahora no se conocen otras contraindicaciones de la miel. Sin embargo, en el caso de enfermedad renal o hipertensión, es mejor consultar a un especialista.