Dermatitis seborreica en perros: causas y tratamiento

La dermatitis seborreica es una enfermedad muy común que afecta el cuero cabelludo de los perros, especialmente el torso, las patas y la cara. Debido a la seborrea, las glándulas sebáceas producen excesivo sebo y, como consecuencia, en la piel del perro veremos escamas, costras y exceso de grasa.

A pesar de ser una afección común, si la seborrea no se trata a tiempo, puede provocar infecciones cutáneas secundarias. A menudo, los perros emiten un mal olor debido a la acumulación de grasa y aceites en el pelaje. Además, esta condición puede hacer que el perro se rasque mucho en las partes afectadas, causando sangrado y otros problemas de la piel.

Dermatitis seborreica en perros: causas

La dermatitis seborreica en perros es una enfermedad que a menudo se considera secundaria, lo que significa que es una afección causada por otra enfermedad, por lo que ayuda a comprender que el animal sufre un problema más grave. Las enfermedades o problemas de salud que causan seborrea en los perros son:

  • Alergias.
  • Hongos.
  • Trastornos endocrinos.
  • Cáncer de piel.
  • Dietas pobres en ciertos nutrientes.
  • Trastornos metabólicos.
  • Enfermedades pancreáticas.
  • Parásitos.
  • Enfermedades autoinmunes.

Otras causas y predisposición a la enfermedad

Por otro lado, la seborrea primaria se considera una enfermedad hereditaria, por lo que algunas razas están particularmente predispuestas a padecerla, como el Labrador Retriever, el Golden Retriever, el Cocker Spaniel, el Basset Hound, el Pastor Alemán, el Westie, Shar-pei. En general, este tipo de seborrea es una afección que afecta a los perros jóvenes antes de cumplir dos años.

Tipos de dermatitis seborreica en perros

Hay dos tipos de seborrea en los perros y tienen que ver con los cambios en las condiciones de salud de la piel:

1

Dermatitis seca

Producida por una excesiva descamación en la piel. Se suele dar más en razas como el pastor alemán o setter, entre otras.

Dermatitis con seborrea seca

Foto: www.veterinariargentina.com

2

Dermatitis oleosa

La piel se descama y se queda enganchada en el pelo y la piel, ya que estos producen un exceso de grasa. Se suele dar en razas como el shar pei, el cocker spaniel o el basset hound.

Dermatitis con seborrea oleosa

Foto: www.veterinariargentina.com

3

Dermatitis seborreica

Además de exceso de sebo, se produce una irritación e inflamación de la piel.

Diagnóstico de la dermatitis seborreica en perros

La seborrea primaria o hereditaria se diagnostica solo después de que se hayan descartado otras causas. Sin embargo, en el caso de la dermatitis seborreica secundaria, es muy importante diagnosticar la causa subyacente del problema y comenzar a tratarlo, para que el perro pueda recuperarse pronto.

Para que el diagnóstico de seborrea sea exacto y correcto, deberás llevar al perro al veterinario porque es la única persona que puede explicar exactamente la situación. Si es necesario, el veterinario realizará un raspado de la piel para encontrar parásitos u hongos, análisis de sangre y una prueba de heces. Además, si se considera apropiado, también puede requerir una biopsia de piel.

Tratamiento de la seborrea en perros

Antes de comenzar cualquier tipo de terapia, es esencial saber qué tipo de seborrea sufre el perro. Si todavía está en la etapa inicial y no hay picazón en la piel del animal, la cura es simple e indolora. Dura aproximadamente un mes y consiste en lavar al perro una vez por semana con agua fría y jabón antiseborréico, insistiendo en las áreas más problemáticas. Tales lavados pueden ir acompañados de suplementos vitamínicos. Si la seborrea es aceitosa, será apropiado aplicar peróxido de benzoilo o sulfuro de selenio.

La dermatitis seborreica hereditaria, por otro lado, es incurable, pero existe una terapia para aliviar las molestias. Siguiendo los consejos del veterinario y aplicando la terapia correctamente, puedes mantenerlo bajo control y el perro puede vivir una vida normal. Es aconsejable bañarlo semanalmente con ácido salicílico y azufre y administrarle medicamentos orales, como los retinoides.

Cuando un perro sufre de dermatitis seborreica de cualquier tipo, es recomendable incluir alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como el aceite de salmón, en su dieta . También es importante asegurarse de no tratar de tocar o rascar mucho las áreas más afectadas por la seborrea.

Caspa en perros: remedios naturales

En primer lugar, para eliminar la caspa canina, deberás lavar al perro regularmente con un jabón especial que ayude a mantener el pH de la piel del perro. Además, uno de los principales remedios naturales para la dermatitis seborreica es mantener la piel del perro lo más hidratada posible.

No uses el secador de pelo porque además de secar, deshidrata la piel en exceso. Es mejor usar toallas mientras lo acaricias y masajeas secándolo.

Peinarlo es una acción fundamental porque estimula la piel, así que asegúrate de hacerlo de forma regular. De esta forma estimularás la producción de los aceites naturales de la piel, distribuyendolos uniformemente por todo el cuerpo.

Recuerda darle a tu perro agua para que no se deshidrate y, en este caso, puede ser más apropiado optar por un tipo de dieta natural que sea lo más rica en proteínas posible.

Agregua ácidos grasos omega 3 y omega 6 a su comida: lo ayudarán a mantener una piel sana y un pelaje brillante sin esfuerzo. Incluso el aceite de oliva y aceite de girasol puede ayudar en estos casos. Para la dosis, te recomendamos que vayas al veterinario, pero aproximadamente una cucharadita al día está bien para perros pequeños y una cuchara sopera para perros grandes.

Remedios naturales para la dermatitis seborreica grasa en perros

Como en el caso anterior, uno de los principales remedios naturales para la dermatitis seborreica en los perros es bañarlos regularmente, pero en este caso es apropiado recurrir a sustancias que alivian el picor y al mismo tiempo reducen las secreciones de grasa de la piel.

Puedes crear un jabón casero para tratar este tipo de dermatitis con ingredientes fáciles de encontrar, como:

  • 3 tazas de agua.
  • 1 taza de bicarbonato de sodio (que ayudará a exfoliar e hidratar la piel).
  • 2 tazas de avena molida natural.

Con este remedio puedes aliviar la picazón de la piel de tu perro ya que esta preparación tiene propiedades antiinflamatorias y exfoliantes. Comienza lavando al perro con agua tibia, luego agregua el jabón casero y aclara bien nuevamente para evitar dejar residuos. Luego seca cuidadosamente con una toalla. Repite este proceso una vez a la semana.

Otro jabón casero que puedes usar como uno de los remedios naturales para la dermatitis canina se prepara hirviendo en un litro de agua una buena cantidad de tomillo o romero (fresco o seco). Cuando se enfríe, sigue el procedimiento que acabamos de indicar para lavar al perro.

Un tercer y último remedio natural se puede hacer con arroz. Lava bien el arroz blanco con agua corriente y luego cuecelo hirviendo en agua hasta obtener una consistencia pastosa. Cuando se enfríe, úsalo como champú masajeando bien la piel del perro antes de humedecerlo y luego aclara con agua tibia.