Inicio Blog Correr con perro, 9 consejos

Correr con perro, 9 consejos

Correr con perro consejos

Cómo salir a correr con perro: 9 consejos útiles

Correr es genial para los humanos porque nos mantiene en forma y saludables, pero ¿sabías que también puede ser bueno para tu perro?.

Así es, correr puede ser una gran actividad para los perros. Además, tu y tu perro pasaréis más tiempo juntos, lo cual es importante para fortalecer el vínculo entre el perro y el dueño.

Sin embargo, no es tan fácil como parece. Si sigues estos consejos sobre cómo correr con perros, tanto tú como tus perros estaréis felices y seguros.

Uno de los efectos más beneficiosos de correr con perros, es que también estarás más motivado.

Hay días en los que miras por la ventana, ves que está lloviendo y piensas para ti mismo «Bah bueno, hoy lo dejo si eso mañana ya saldremos a correr …». Bueno, si es así, estos días se acabaron. No más excusas.

Tu perro solo quiere salir a correr, así que tú vas a salir con él.

Tú y tu perro os divertiréis mucho juntos, y correr se convertirá en algo que no puedes dejar de hacer.

Los perros necesitan ejercicio para mantenerse sanos, mental y físicamente, y muchos problemas de comportamiento se deben a la falta de ejercicio. Sin embargo, hay varias cosas a tener en cuenta antes de decidir llevar a tu perro a correr, así que sigue estos consejos para hacerlo de forma segura.

1. Primero haz una revisión a tu perro

El primer consejo es uno de los más importantes a seguir antes de correr con perros: y es una cosa que debes hacer antes de siquiera pensar en llevar a tu mascota a correr. Tienes que llevarlo al veterinario para un chequeo, solo para asegurarte de que no haya nada que te vaya a molestar.

Tu veterinario podrá examinar a tu perro a fondo y asegurarse de que no haya problemas que puedan empeorar al correr. Es importante hacer esto, porque hay dolencias que pueden surgir cuando haces demasiada actividad física.

2. ¿Qué edad tiene tu perro?

Si tienes un cachorro, no es buena idea andar corriendo con él hasta que deje de crecer. Espera hasta que tenga uno o dos años antes de empezar a tomarlo en serio.

Incluso los perros mayores no son los mejores para correr juntos. Necesitan tomarse las cosas con calma en comparación con los perros jóvenes, y se debe evitar correr.

También te puede interesar >>  Diarrea con sangre en perros

Los perros mayores pueden sufrir inflamación, al igual que nosotros a medida que envejecemos. Correr es probablemente lo último que se le ocurra, ya que puede ser doloroso.

Esto no significa que tu perro no pueda realizar ningún tipo de actividad física. Tu veterinario podrá decirte si un perro de mediana edad o muy viejo debe salir a correr. Caminar puede ser mejor, aunque hay perros en edad de jubilación que todavía están en buena forma para salir a correr con su dueño.

3. ¿De qué raza es tu perro?

Hay algunas razas de perros a las que les encanta correr. Nacieron para hacerlo. Muchas razas, por otro lado, realmente no deberían hacer esto, por ejemplo, los braquicéfalos como los Bulldogs, Carlinos, Bullmastiff, etc.

Estos no son exactamente deportistas natos y están más felices dando un pequeño paseo. El mejor consejo, si quieres correr con tu perro, es adoptar una raza a la que le guste el deporte.

Los bóxers son excelentes corredores, al igual que los Border Collies, Doberman, Pastor Belga, Galgo, Weimaraners, Sabuesos alemanes y algunos terriers entre otros.

Si tienes un perro de raza como bassets, poodles, dachshunds o Shi-Tzus, ten mucho cuidado. Son perros de lomo largo y patas cortas y es probable que tengan problemas de espalda. Tu veterinario sabrá si debe aconsejarte que corras con estas razas o no, pero es mejor evitarlo.

La mayoría de los perros pueden entrenarse de forma segura para correr de tres a cinco kilómetros al día, pero recuerda consultar primero a tu veterinario, ya que es mejor no correr el riesgo.

4. Tu perro necesitará calentarse

Al igual que nosotros, nuestros perros también necesitan ejercicios de calentamiento antes de iniciar la actividad física. Ten cuidado de preparar el cuerpo de tu perro para que esté listo para la actividad física.

Empieza por estirar los músculos y las articulaciones. Una caminata de diez minutos antes de comenzar a correr es todo lo que necesita para calentar.

Los perros también necesitan fortalecer sus músculos. Intenta llevar a tu perro a pasear por la arena, a lugares donde sea lo suficientemente profundo, o a dar tranquilos paseos por las montañas o pinares.

Estas actividades ayudarán a fortalecer los músculos de tu mascota.

5. Mejorar la resistencia a la fatiga

Uno de los consejos más importantes para correr con perros es no tener demasiada prisa. Tu perro debe estar en forma antes de correr contigo.

No es buena idea salir a correr y pensar que tu perro puede correr diez kilómetros. No podrá seguirte el ritmo en absoluto sin la preparación adecuada.

Tu perro debe estar físicamente listo y ser lo suficientemente fuerte para hacer frente a tales distancias, al igual que nosotros.

También te puede interesar >>  Alimentación para perros con leishmania

Si en algún momento te parece que el perro no puede seguirte el ritmo, para y llévalo a casa.

Los perros no nacen en forma, hay que trabajar con ellos. Sus cuerpos necesitan adaptarse a la actividad física, al igual que el nuestro.

Intenta correr con tu perro distancias cortas al principio, haz una carrera de quince minutos la primera semana y luego sigue aumentando la distancia semana a semana, hasta que veas que tu perro puede manejar la distancia que quieres correr todos los días.

6. La carrera real

Tu perro no puede decirte cuando está fatigado o cansado o se siente mal en algún lugar. Tienes que juzgar cómo le ves. También hará todo lo posible para complacerte y seguirá intentándolo incluso si está en problemas.

Si en algún momento de la carrera ves que tu perro está incómodo, detén la carrera y llévalo a casa para que descanse y tome un poco de agua.

Mientras corres con tu perro, fíjate bien en su rostro, respiración, posición de la cola y su forma de andar. Cómo se mantiene al día es la clave para entender cómo le va.

Debe correr a tu lado o frente a ti. Intenta que no lo haga detrás de ti luchando por seguir tu ritmo.

Si notas que está detrás de ti y está luchando, es una buena indicación de que ya no debe continuar.

Es posible que no creas que la cola de tu perro se pueda incluir en nuestros consejos para correr para perros, pero pueden ayudarte a controlar al animal.

La posición de la cola de tu perro, y también su respiración, debe ser la misma que al inicio de la carrera.

Si notas que mantiene la cola hacia abajo o respira con fuerza, significa que está teniendo demasiado agotamiento.

Si crees que los latidos del corazón son demasiado rápidos, y si el perro comienza a hacer espuma en la boca, debes dejar la actividad inmediatamente y darle un poco de agua.

Sigue observando el paso del perro, ya que es un gran indicador de lo bien que lo está haciendo. Busca signos de debilidad, fatiga y dolor.

La mayoría de los perros, cuando están felices de correr, trotarán o galoparán, como un caballo.

En cambio, un perro que se sienta incómodo correrá con un paso que muestre su dolor.

Vigilar a tu perro todo el tiempo mientras hace ejercicio es uno de los consejos que podría acabar salvandole la vida.

7. Ten cuidado con las patas del perro en climas cálidos o fríos.

Siempre observa las patas de tu perro antes y después de correr.

El calor es destructivo para las patas de tu perro y el suelo sobre el que corren puede estar demasiado caliente para pisarlo (especialmente si corres sobre asfalto).

También te puede interesar >>  Mi perro se lame mucho las patas

Comprueba siempre el estado del suelo con la mano antes de empezar a correr con el perro.

El frío también puede causar problemas porque el suelo se congela. Esto podría provocar sabañones en tu perro.

Si está muy húmedo, revisa al perro tanto como puedas: los perros no tienen glándulas sudoríparas. Nunca dejes que se sobrecaliente en un día húmedo.

8. Cuidado con los dolores

Nuestros perros pueden lastimarse, al igual que nosotros, por lo que es importante vigilar y estar atento a los signos de dolores y molestias.

Puedes pensar que todos los consejos para correr con perros son cosas que debes hacer al correr o antes de comenzar, pero los perros no siempre muestran signos de incomodidad antes del día después de correr.

Estate atento a signos como falta de energía, dolor, letargo o fatiga excesiva.

Un perro al que le va bien esperará en silencio la próxima oportunidad de correr de nuevo. Un perro que no está del todo bien, por otro lado, no mostrará mucho entusiasmo por volver a salir a correr.

Los perros pueden tener problemas de ligamentos y espalda causados por desgarros cuando salen a correr. Ten cuidado con los signos de dolor, como inclinarse hacia un lado o cojear.

El comportamiento de un perro también puede contener pistas. Cualquier cambio de comportamiento podría indicar un problema. Un perro que no quiere moverse es probablemente un perro que está enfermo o con dolores.

9. Aliméntalo con buena comida nutritiva

Un consejo fundamental es conseguir una alimentación adecuada. Tu mascota necesitará nutrientes de buena calidad si corre con regularidad.

Las proteínas son el ingrediente clave, pero es importante recordar que si corre estará quemando grasas en lugar de carbohidratos para continuar con su actividad física.

Si tu perro es su compañero de carrera, necesitará más proteínas y antioxidantes en su dieta.

También puedes intentar alimentarle con alimentos crudos o con cocinados de patata y brócoli mezclado con pollo y pescado.

No lleves a tu perro a correr hasta pasada una hora después de una comida.

Asegúrate de planear primero un cambio de dieta con tu veterinario. Debes asegurarte de que cualquier dieta que le des, satisfaga sus necesidades nutricionales.

Obviamente, la hidratación adecuada está en la lista de consejos importantes para correr con tu perro.

Es importante recordarte que no debe beber mucha agua de agua de una vez, ya que esto podría producir una torsión de estómago, lo cual es una situación muy grave.

Cuando corras, dale agua cada veinte minutos para mantenerlo hidratado y fresco. Los perros necesitan agua tanto como nosotros.