Juegos de olfato para perros

Con aproximadamente 300 millones de receptores olfativos, el hocico del perro y su formidable sentido del olfato son la forma principal en que nuestro fiel amigo percibe su entorno.

Los perros ven el mundo por su nariz. El sentido del olfato es el sentido más desarrollado de este animal, y también es el que se deteriora más lentamente.

Estimular la nariz de su perro lo ayudará a mejorar su relación y mantenerlo mentalmente entretenido; ofrecerle estos juegos lo ayudará a relajarse, reduciendo los niveles de estrés y ansiedad de una manera divertida.

Quieres saber más? En este artículo te mostraremos cuáles son los mejores juegos de olfato para perros, y que podáis divertiros ambos.

Juegos de olfato en el campo

Este juego es uno de los mejores para llevar al perro a un profundo estado de relajación y bienestar, al mismo tiempo que entrena su sentido del olfato.

Estamos hablando de la búsqueda, una práctica que consiste en distribuir comida para perros o premios en un espacio abierto. Tu mascota lo pasará en grande explorando el entorno que lo rodea en busca de una sabrosa recompensa. Este juego es ideal especialmente para perros que sufren de estrés o ansiedad.

Es recomendable practicar este juego de olfato en un entorno abierto y grande, como un área boscosa, para ejercitar más el olfato del perro. Pero en casa, también podremos hacerlo. Pon a funcionar tu imaginación. Esconde la comida o los premios tras una puerta, en un cajón entreabierto, tras las patas de una mesa…

Jugar al escondite con el olfato

Estimular adecuadamente el sentido del olfato es beneficioso para todos los perros, pero las razas como los perros Beagle o Terrier se divertirán aún más y serán más efectivos en su intento.

Jugar al escondite con premios también será útil para mejorar la obediencia de tu perro, ya que tendrá que responder al comando «Busca». Si aún no le has enseñado esta orden, te recomendamos leer nuestro artículo sobre comandos básicos .

Este juego de olfato se puede jugar tanto dentro como fuera de  casa y te recomendamos que uses alimentos o piensos con fuerte olor, que tendrás que esconder en un lugar accesible para tu perro. (Chuches para perros, bacon, salchicha de frankfurt, hígado, choped…)

Luego, invita a tu perro a olfatear ambientes cercanos al premio y cuando encuentre la recompensa, te recomendamos que utilices un refuerzo positivo. A medida que tu perro se vuelve más experimentado, puedes aumentar el grado de dificultad ocultando recompensas en lugares cada vez más insospechados.

El premio en tu mano

Este juego se puede hacer con comida o incluso con un pequeño juguete, suponiendo que tu perro lo conozca tan bien que pueda reconocerlo gracias a su sentido del olfato.

Maneja la comida (o el juguete) con ambas manos, de esta manera quedará un rastro del olor tanto a la derecha como a la izquierda. Esconde el premio en cualquier mano cerrando los puños vigorosamente. Muéstrale tus manos cerradas y deja que huela. Manten los puños apretados para que no pueda descubrir el premio a simple vista. Tu perro indicará con su pata o hocico la mano que esconde el premio.

Si lo ha adivinado, abre tu mano y recompénsalo; si no, señala que la mano no contiene nada y comienza el juego nuevamente.

Es normal que las primeras veces que los perros se acercan al sentido del olfato estén equivocadas, pero con el paso del tiempo mejorarán y mejorarán, agudizando y controlando mejor su sentido del olfato .

Juegos de olfato para perros: conclusiones

Los perros son animales muy sociables y necesitan relacionarse con su entorno (ambiente, personas, animales) para sentirse bien, por lo que el juego es una excelente opción para facilitar este proceso de comunicación y crear vínculos.

¡Recuerda siempre que tu perro necesita hacer ejercicio regularmente, comer sano y pasar mucho tiempo contigo! Estimularlo mental y físicamente lo ayudarás a ser un perro más feliz con una mayor esperanza de vida.